Nuevos negocios sorprendentes

Negocios sorprendentes: Ganar dinero haciendo videos de huevos Kinder

Yo soy de los que creen fervorosamente que para el éxito de un negocio, más que la idea de negocio en sí, lo que es importante es como se “implementa” esa idea.

El problema de tener esta creencia es que es fácil caer en la tentación de pensar que el éxito se reduce simplemente a tener mejores números (márgenes, posicionamente, coste de adquisición de clientes, … ) que la competencia y que el dedicar tiempo a tener ideas creativas no es una buena inversión.

nuevos negocios sorprendentes

Es por esto que me encanta ver que algunas ideas, que si me hubieran preguntado habría deshechado instantaneamente por estúpidas, acaban dando dinero. Aparte de “bajarme los humos”, que siempre viene bien, sirve de recordatorio a todos de qué en la vida hay otras cosas aparte de aplicaciones de tipo “to-do” list o de gestión de proyectos, que són las típicas primeras ideas de negocio de todo programador que quiere convertirse en emprendedor.

Hace un tiempo mencioné ya una de éstas L’entrecôte – un restaurante que sólo ofrece entrecot con patatas como opción de menú pero la de hoy es todavía más loca: ¡Gánate la vida haciendo videos de Youtube enseñando como abres huevos Kinder sorpresa!

Descubrí estos videos gracias a mi hija de dos años. No sé como fuimos a parar al primero pero desde ese momento no he conseguido todavía quitarle la afición (casi diría ya “el vicio”). No consigo entender el porqué le gustan tanto pero está claro que a ella y a mucho más niños les encantan. Su canal preferido es DisneyCollectorBR . Este usuario ha creado unos 700 videos que en total han generado centenares de millones de visitas (el más popular el solito ha generado 45 millones de visitas, impresionante para un viídeo que lo único que hace es abrir unos cuantos huevos de chocolate).

Cierto, es cada vez más difícil hacer dinero con anuncios en YouTube pero os aseguro que el autor de estos vídeos gana mas que yo mismo “sólo” abriendo huevos sorpresa. A recordar la próxima vez que pensemos que todo está ya inventado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *